XCerrar

Al navegar por nuestro sitio web, usted acepta la utilización de cookies para ofrecerle servicios y proponerle ofertas adaptadas a sus intereses.

Más información y configuración de cookies

La melanina

Melanocito: fuente de melanina

La melanina se concentra dentro de los melanocitos en “cápsulas” denominadas melanosomas. Estas cápsulas migran por las digitaciones hasta los queratinocitos donde liberan la melanina.

La producción de melanina se realiza de manera continua pero se activa mucho bajo los efectos de los rayos UVB, lo que se traduce en la superficie por un bronceado más o menos intenso. Gracias a su capacidad de absorción de los rayos UV, estos pigmentos protegen a la piel sometida a la agresión de los rayos de sol. El bronceado es por tanto un mecanismo natural de fotoprotección.

Diferentes tipos de melanina

Existen 2 tipos de pigmentos melánicos:

  • la eumelanina que es marrón oscura-negra
  • la feomelanina que es amarilla-anaranjada

 

Cada persona posee un ratio preciso entre estas dos melaninas que es el que determina el color de su piel.

La exposición al sol provoca una estimulación de la producción de melaninas por los melanocitos. Este fenómeno se denomina melanogénesis y es el responsable del bronceado. Las eumelaninas son capaces de absorber los rayos UV y permiten a la piel protegerse naturalmente del sol. Los melanocitos tienen por tanto una función fotoprotectora a través de la síntesis de eumelaninas. Lamentablemente, las feomelaninas, que se producen sobre todo en personas pelirrojas, no son fotoprotectoras sino fotoagresivas debido a la producción de radicales libres durante la exposición a los rayos UV. Esto explica la susceptibilidad de las personas pelirrojas a desarrollar cánceres cutáneos fotoinducidos.

Los melanocitos: células productoras de melanina

Los melanocitos son células situadas en la epidermis. El número de melanocitos es estable y representa del 2 % al 4 % de las células epidérmicas, según las personas. Las variaciones de pigmentación –y por tanto el color de la piel– de una persona a otra no dependen del número total de melanocitos que suele permanecer constante. En cambio, sí dependen de la actividad de los melanocitos y de la distribución de los melanosomas (organitos de almacenamiento de la melanina) dentro de las células epidérmicas.

Cuando la producción de melanina deja de funcionar

Si las células no producen suficiente melanina, el resultado es una piel clara que tiene dificultades para broncearse.
A83 Tirosina: el Activo puro contra el bronceado difícil

Si las células producen demasiada melanina, aparecen manchas, una hiperpigmentación y la tez pierde homogeneidad.
A71 Glabridina: el activo puro de las pieles hiperpigmentadas

A72 Arbutina: el activo puro contra las manchas oscuras