XCerrar

Al navegar por nuestro sitio web, usted acepta la utilización de cookies para ofrecerle servicios y proponerle ofertas adaptadas a sus intereses.

Más información y configuración de cookies

 

CENTELLA ASIÁTICA
Indicaciones principales: arrugas y líneas de expresión,
pérdida de elasticidad y de firmeza
ACTIVO PURO A94
Síntesis bibliográfica
 
  • Nombre INCI : Centella asiatica leaf extract
  • Extracto de hojas de Centella asiática titulado en Asiaticósido y Madecasósido
 

La Centella asiática es una planta de la familia Apiaceae inscrita en la farmacopea india. Originaria de las regiones subtropicales, se encuentra principalmente en la India, en China, en Indonesia, en Sudáfrica y en Madagascar. Se utiliza desde hace más de 3000 años en las medicinas ayurvédica y china en el tratamiento de afecciones cutáneas y por su acción sobre la microcirculación. En Madagascar, la infusión de las hojas sirve para curar toda clase de afecciones dermatológicas (incluyendo la lepra), para acelerar la cicatrización de heridas y para tratar problemas capilares.
Las hojas de esta planta están empapadas de principios activos. Contienen glúcidos, compuestos fenólicos (flavonoides, taninos) o también triterpenos específicos de esta planta, denominados CAST (Centella asiática Selected Triterpenes). Entre los CAST, están el asiaticósido y el madecasósido cuyas virtudes han quedado ampliamente demostradas.
La Centella asiática posee propiedades cicatrizantes, anti-inflamatorias, re-estructurantes y venoprotectoras. A veces se utiliza en dermatología para favorecer la cicatrización y regenerar la piel. La Centella asiática entra en la composición de numerosos productos anti-edad, para después de tomar el sol o con efecto reafirmante.

 

  • MECANISMOS DE ACCIÓN / PRUEBAS DE EFICACIA

 

A esta pequeña planta se le atribuyen numerosas propiedades.

1. Estimulación de la biosíntesis de colágeno

Se ha demostrado que los extractos de Centella asiática estimulan la biosíntesis de colágeno por los fibroblastos en cultivo. El colágeno representa el 70% del peso seco de la piel. Está compuesto al 80-90% por colágeno de tipo I y del 10 al 15% por colágeno de tipo III. Estos dos tipos de colágeno participan en la formación de fibrillas mixtas. Durante el envejecimiento cutáneo, la tasa global de colágeno disminuye induciendo una modificación del compartimento dérmico y, por lo tanto, una modificación de la firmeza y de la elasticidad de la piel.

Los triterpenos de Centella asiática facilitan la síntesis de nuevo tejido conjuntivo (colágeno/elastina) [1] y aumentan la síntesis de colágeno de manera dependiente de la dosis [2]. El asiaticósido que se encuentra en las hojas de Centella aumenta la expresión de genes que están en el origen de la producción de proteínas de colágeno [3].

Un estudio de 2006 [4] muestra que el asiaticósido induce también la fosforilación de Smad2 y Smad3 de manera dependiente de la dosis. Las Smad son una familia de proteínas, que desempeñan un papel en la activación de la expresión del gen de colágeno I. En efecto, desde la formación del enlace entre TGF-β y su receptor, la fosforilación de Smad2 y de Smad3 controla la expresión del gen de colágeno.

2. Regeneración tisular y cicatrización

En cultivos de fibroblastos humanos, el asiaticósido regula positiva y significativamente 54 genes conocidos por actuar sobre la proliferación celular, el ciclo celular y la síntesis de los componente de la matriz extracelular [5]. Numerosos estudios In vitro han demostrado también que el asiaticósido permite el desarrollo de nuevos vasos mediante estimulación de la producción de MPC-1 [6]. Los MPC-1 son los principales atrayentes de monocitos y de ciertos linfocitos para reparar los vasos dañados. 

3. Protección de la integridad cutánea

Las propiedades protectoras de la Centella asiática están asociadas a la presencia de flavonoides glucurónicos: presentes de forma natural en el cuerpo humano, son bien conocidos por sus propiedades antioxidantes.

 

  • SÍNTESIS DEL EXPERTO

 

Los extractos titulados de la planta se han desarrollado en farmacia. Sus activos han sido objeto de múltiples investigaciones por vía oral y tópica. Se ha establecido la activación génica de la expresión del colágeno 1. Los efectos de reestructuración tisular se han demostrado clínicamente en enfermedades como la lepra, pero también sobre la mejora de la cicatrización. También se encuentran efectos interesantes sobre la mejora de la circulación y la celulitis.

Los extractos actúan como reguladores de la inflamación vinculados a la cicatrización (queloides). Este perfil hace al producto imprescindible en solitario o en asociación cuando se desea reforzar una actividad sobre una dermis esclerótica o inflamatoria.

El producto se ha propuesto, por lo tanto, para tratar trastornos de cicatrización en farmacia, para el envejecimiento y la celulitis en cosmética.

El tipo de acción y la bibliografía permiten comprender que el efecto a alcanzar no es inmediato, sino que se establece en periodos de tratamiento de varias semanas.

 

  • DOSIS EFICAZ

 

El conjunto de publicaciones y estudios científicos, los usos habituales de este activo y la opinión de nuestro experto nos han decidido a utilizar este activo a la dosis del 4%, lo que corresponde a 74 mg de Centella asiática por envase de 100 ml

 

  • REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

[1] Activité comparée de l’asiaticoside et du madécassoside sur la synthèse du collagène I et III par des fibroblastes humains en culture. F. Bonté et al. Annales Pharmaceutiques française: 1: 38-42. 1995.
[2] Stimulation of collagen synthesis in fibroblast cultures by a triterpene extracted from Centella asiatica. Maquart FX et al. Connect Tissue Res. 24:107-20.   1990
[3] Asiaticoside induction for cell-cycle progression, proliferation and collagen synthesis in human dermal fibroblasts. Lu L. et al. Int J Dermatol. 43(11):801-7. 2004
[4] Asiaticoside Induces Human Collagen I Synthesis through TGFβ Receptor I kinase (Tβ RI kinase) Independent Smad Signaling. Jongsung Lee et al, Planta Med. 72: 324-328. 2006.
[5] Dermal fibroblasts associated gene induction by asiaticoside shown in vitro by DNA microarray analysis. I. Lu et al. British Journal of dermatology. 151: 571-578. 2004.
[6] Facilitating action of asiaticoside at low doses on burn wound repair and its mechanism. Y Kimura et al. European Journal of Pharmacology.  584(2-3):415-423. 2008.