XCerrar

Al navegar por nuestro sitio web, usted acepta la utilización de cookies para ofrecerle servicios y proponerle ofertas adaptadas a sus intereses.

Más información y configuración de cookies

 

ÁCIDO SALICÍLICO 300
Indicaciones principales: granos,  textura de piel irregular
ACTIVO PURO A22
Síntesis bibliográfica
  • Denominación INCI: SALICYLIC ACID
  • Molécula con un grado de pureza del 100% obtenida mediante biosíntesis

Algunos vegetales (como la reina de los prados o el sauce blanco) sintetizan naturalmente el ácido salicílico. También está presente en algunas frutas en forma esterificada de salicilato de metilo. El isómero orto del ácido salicílico es el único compuesto farmacológicamente activo. Para obtener grandes cantidades de este activo con una garantía de pureza óptima, su modo de obtención mediante síntesis química es actualmente el más corriente. Esta molécula no está presente naturalmente en el cuerpo, pero sus propiedades medicinales se conocen desde hace tiempo, sobre todo por sus acciones contra la fiebre y el dolor. Se extraía principalmente del sauce blanco, salix alba en latín, de donde procede el nombre de esta molécula.
Ahora, otros medicamentos más eficaces como la aspirina (que es un derivado) o el paracetamol han sustituido al ácido salicílico para combatir la fiebre. Pero sigue siendo el metabolito que circula en la sangre más corriente y la salicilemia se utiliza para valorar su acción calmante (analgésica y antiinflamatoria).
El ácido salicílico se utiliza universalmente en dermatología por su acción queratolítica cuya potencia depende del porcentaje de utilización. Tiene múltiples indicaciones: tratamiento del estado escamoso de la psoriasis y de la ictiosis, exfoliación en la corrección de la heliodermitis (arrugas, manchas pigmentadas), tratamiento del acné como agente comedolítico, tratamiento de los estados queratolíticos más consecuentes, como las queratodermias palmoplantares o las hiperqueratosis de apoyo (callos, durezas, ojo de perdiz) y, por último: tratamiento de verrugas hiperqueratósicas y, en particular, verrugas plantares en muy alto porcentaje.

 

  • MECANISMOS DE ACCIÓN / PRUEBAS DE EFICACIA

El espesamiento de la capa córnea se debe a dos procesos a menudo asociados: el aumento de la producción de corneocitos (proliferación) y el déficit de descamación normal (retención).

Los agentes queratolíticos no actúan sobre la proliferación, solo actúan sobre la eliminación de la capa córnea, disminuyendo por lo general la cohesión corneocitaria e induciendo el rechazo de las células epidérmicas [1]. En la actualidad, se admite que la acción exfoliante del Ácido Salicílico pasaría por una acción de descementación (disolución del cemento intercelular) y por una inhibición de la actividad del colesterol sulfotransferasa.

El ácido salicílico permite asimismo reducir el pH de la capa córnea aumentado así la hidratación de la piel y favoreciendo su actividad queratolítica [2].

Los activadores plasminógenos (PA) y sus inhibidores (PAI) desempeñan un papel en el proceso de diferenciación de la epidermis. La descamación normal de los corneocitos de la superficie de la piel estaría regulada en parte por la actividad de los PA-tissue type (tPA) y PAI2.
Los efectos del ácido salicílico se han evaluado comparando los índices de ARNm de PA y PAI de una piel normal, del cuerno cutáneo y del cuerno tratado con ácido salicílico. Los resultados muestran que un equilibrio deficiente tPA/PAI induce la hiperqueratosis y sugieren que la acción queratolítica del ácido salicílico estaría asociada en parte a su capacidad para estimular los procesos de descamación mediados por las proteinasas [3]. En efecto, el tratamiento con ácido salicílico induce un aumento de tPA y una disminución de PAI2, estimulando así el proceso de descamación.

El efecto del ácido salicílico depende de su concentración [1].

Con una concentración baja (<0,3%), el ácido salicílico tiene una acción bacteriostática, fotoprotectora, antipruriginosa y astringente.

El ácido salicílico induce una descamación significativa en una concentración de 2% [4]. Con una concentración del 3%, el ácido salicílico ha sido capaz de reducir en un 15% una hiperplasia epitelial con una eficacia equivalente a una solución al 0,1% de hidrocortisona [1]. Con una concentración más alta, el efecto queratolítico es preponderante.

Las concentraciones de ácido salicílico indicadas para el tratamiento del cuerno cutáneo y sus callosidades son del 5% al 17% en una formulación coloide y del 15% al 50% en forma de escayola [2]. En el caso de las xerosis, las concentraciones indicadas de ácido salicílico son del 5% en una formulación compuesta por vaselina [5]. En el caso de la xerosis hipoqueratolítica, un tratamiento con ácido salicílico al 6% da muy buenos resultados [6].

 

  • LA OPINIÓN DE NUESTRO EXPERTO

Químicamente, este motivo sirve de base a una farmacopea amplia e interesante. La presencia de  hidroxilo en de la función ácido le confiere propiedades de complejación con los metales e interacciones no totalmente específicas con las estructuras biológicas, pero significativas e interesantes en la farmacopea moderna.
Considerada durante mucho tiempo como una acción “disolvente” directa de las estructuras córneas, parecería que la molécula induce modificaciones en la regulación de las proteasas en una fase anterior.
Además, las propiedades que llaman la atención pueden agruparse en tres niveles de concentración: del 0,1 al 0,5% bacterioestáticas, curativas, astringentes, y antipruriginosas del 0,5 al 5%, queratolíticas, por encima de estos valores el efecto de desestabilización de las estructuras provoca quemaduras necróticas (efectos en las verrugas por ejemplo del 15% al 20%). Estos ámbitos se dan como referencia y dependen de cómo se formule.
Las soluciones de ácido salicílico se han utilizado mucho para el acné, con el fin de desobstruir los folículos pilosebáceos y sanear la piel, en formulaciones hidroalcohólicas, añadiendo en ocasiones otros antisépticos fenólicos (Resorcinol, Veratol). No obstante, estos medios ya se han superado hoy en día y se utiliza esencialmente en el “alisado” de la piel.
Por otra parte, favorecería el paso de otros activos, afinando la capa córnea.
Estas propiedades de renovación epidérmica hacen que resulte interesante en algunas pieles fotoenvejecidas, como ocurre con los AHA.
En lesiones muy queratinizadas (psoriasis), se utiliza con galénicos cubrientes a base de aceites minerales, por ejemplo.
En la mayoría de los casos se trata de un activo complementario, como por ejemplo para el cuero cabelludo escamoso.
El activo no es peligroso en concentraciones razonables y los efectos sistémicos son nulos en relación con su conocida toxicidad.
En cambio, hay que tener cuidado con las quemaduras en caso de aplicaciones demasiado frecuentes en concentraciones elevadas con acumulación local (oclusión) (> a algunos %).
Las alergias reconocidas a las salicileas deben contraindicar su uso, estas alergias, por lo general, “se cruzan” con la mayoría de las AINS (familia derivada).

 

  • DOSIS EFICAZ

El conjunto de las publicaciones y de los estudios científicos, de los usos habituales de este activo y la opinión de nuestro experto llegan a la conclusión de utilizar el Activo puro Ácido Salicílico 300 en una dosis de 300 mg por frasco.

 

  • REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

[1] L’acide salicylique comme agent coricide. Béani JC. Ann. Dermatol Venereol. 129(6-7) : 933-935. 2002.

[2] The rôle of salicylic acid in the treatment of Psioriasis. Lebwohl M. International Journal of Dermatology. 38(1): 16-24. 1999.

[3] The role of tissue-type plasminogen activator in salicylic acid-induced sloughing of human corn tissue. Heda GD and Roberts LK. Journal of the american podiatric medical association. Vol. 98, N°5, 345-352, 2008.

[4] Cutaneous bioassay of salicylic acid as a keratolytic. Bashir SJ et al. Int J Pharm. 292(1-2):187-94. 2005.

[5] La xerose. Mazereeuw J. and Bonafé JL. Annal Dermatol Venereol. 129:137-142. 2002.

[6] Hyperkeratosis of the heels: treatment with salicylic acid in a novel delivery system. Bikowski J. Skinmed. 3(6):350-1. 2004.

 

Esta información se facilita a título informativo, no constituye en ningún caso una información médica, y no asumimos responsabilidad alguna por la misma. Estos documentos solo podrán copiarse y reproducirse con fines exclusivamente informativos para un uso personal y privado. Toda utilización de una copia o reproducción con otros fines queda expresamente prohibida, conllevando la responsabilidad del usuario en el sentido del artículo L 122-3 de la Ley de propiedad intelectual de Francia (Code de la Propriété Intellectuelle).